CONTRAPOETICAM SMALL

8 de septiembre de 2008

OÍDO POR AHÍ


-Contra más lo leo, más me gusta este escritor, no tengo la menor duda de que es el mejor escritor español de la actualidad.

21 comentarios:

Fauve, la petite sauvage dijo...

XDDD

¡Contra!

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Ya has señalado en rojo la palabra incorrecta, ¿no? Efectivamente, es bastante habitual esa expresión. Si mi profesor Fernando Lázaro Carreter viviese ya le habría dedicado uno de sus acerados "dardos"...

Omaha Beach Boy dijo...

Bueno, Luis, sí, he resaltado en rojo la palabra incorrecta, por si acaso había algún despistado, no entre vosotros, habituales, que sé que sabéis lo que es correcto o no. Pero siempre hay algún despistado que puede emplear la expresión habitualmente y no la reconoce como incorrecta.

De todos modos, la intención de esta entrada no es reseñar la existencia de ese error, harto conocido pero poco enmendado. Yo voy por unos derroteros literarios más bien...

Tiro la piedra: creo que una persona que emplea errores gramaticales tan garrafales al hablar, no tiene para mí el más mínimo crédito a la hora de opinar si un escritor es bueno o no. Así de simple. ¿Cómo vas a opinar sobre una novela, sobre un novelista, si la materia prima de esa novela, tu propio idioma, lo desconoces? ¿Cómo me va a jurar y perjurar ese interlocutor mío que un escritor es bueno? ¿En qué se ha basado para llegar a esa conclusión?

Si un escritor es bueno es que efectivamente escribe bien entre otras cosas... ¿cómo sabe mi interlocutor que escribe bien o escribe mal ese escritor si me está demostrando siempre, en su manera de hablar, que desconoce las leyes elementales del castellano?

Lo dicho, para mí no tienen crédito esas personas, lo cual no quiere decir que no respete su opinión, pero me parecerá siempre una opinión falta de credibilidad.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Pues ¡cómo será el escritor "tan bueno"!... Aunque el hecho de que uno se exprese mal porque tenga una muletilla o tienda a la precipitación (coloradeishion) no significa que no sepa reconocer la buena literatura, aunque es una pena que luego no se emplee lo aprendido al leer. Pero no sé por qué, me da que no es el caso XDD

Fauve, la petite sauvage dijo...

¿Te dio clase Lázaro Carreter??? ¡Coooontra!!! :-)))

Dr.Krapp dijo...

Líbreme Dios de transgredir las normas lingüísticas -cosa que ya hago CONTRA mi voluntad en más ocasiones de las debidas- pero dada mi tendencia a las hipérboles y a filosofía de tres céntimos la media docena; pues como decía, teniendo en cuenta todo eso, a la palabreja en cuestión le veo mucha chicha. Es decir, leer una obra literaria tiene su aquel de batalla entre un autor que pretende llevarte mismamente a su huerto y el lector que se deja querer, se deja abusar, se deja llevar o no se deja llevar y si es así, entonces cierra el libro y dice " a la mierda contigo". Y a lo mejor el autor de ese "contra" pues iba por éste y no por otros derroteros. Digo yo, aunque puede que me equivoque, amigo Fermín.

Rocío dijo...

No sé yo si me gustaría ese escritor. Quizás ni lo leería porque esa publicidad no me entra por los ojos.
Aunque, tal y como está la cosa, de aquí a nada ya está aceptado.
Asín va el país...

FERMÍN GÁMEZ dijo...

Claro que puede haber gentes con muletillas o que no conozcan su propio idioma que pueden reconocer la buena literatura.... peeero... de oídas, como siempre, es decir, por lo que dice otro que dice de aquel que el otro ha dicho... Creo que la ignorancia no suele ser precisamente uno de los factores que crean opinión en las personas, más bien silencio.

Leer un libro precipitadamente no quiere decir que puedas reconocer la literatura de calidad, y esto no lo digo por ti, Fauve, ni por ninguno de los comentaristas sino por la persona a la que le oí esta expresión, que es una persona muy real y poco dada a los blogs, dicho sea de paso. Es, de hecho, una de esas personas que considera despreciativamente los blogs, como si los blogs fueran la única forma de expresarse de alguien sin más aspiraciones en la vida o algo por el estilo.

Doc, yo estoy por la creencia de que un escritor puede escribir como le plazca y le venga en gana, incluyendo frases incorrectas gramaticalmente, porque hay veces en que es necesario, ya por el contexto o por lo que quiera decir. Pero eso que considero un privilegio del escritor ya no lo veo tanto como un privilegio del lector. Es decir, un lector tiene que afanarse por degustar la literatura, aprender algo de lo que lee. La persona que dijo esta frase dice, proclama y perjura que lee infinidad de libros y a todas horas. Dudo que tanta lectura le sirva lo más mínimo. Para mí esta persona es la representación, la personificación de lo que yo llamo el "lector mediocre", que, ojo, no es el que lee a Corín Tellado, puede haber lectores mediocres que leen el Quijote, incluso. Son los lectores que leen porque está bien visto decir que se lee, porque se da tono con eso.

Sigo sugiriéndoos cosas, a ver qué decís. Son muy interesantes vuestros comentarios en este aspecto.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Pero entonces tu entrada "está mal", es decir, no es que no te fíes del consejo que pueda darte sobre literatura alguien que habla así sino que no te fías de un tipo de personas digamos sin formación; ¡cambia la cosa un montón! Y surge un problema: ¿Qué es la formación?
Además, y dejando de lado la cuestión de los gustos, porque a alguien con una formación exquisita le puede gustar tanto Corín Tellado como a ti los madelman..., nos estás engañando, malandrín, ya que no es la palabra "contra" la que te disgusta, sino el hecho de que alguien se las de de "leído" sin serlo... a tu modo de ver. Quizás sí que lee mucho, supongamos, pero libros que no son de calidad, y entonces viene la pregunta de qué es la calidad, y ahí sí que la enlazo con el gusto, porque si para simplificar consideramos de calidad a los clásicos, yo me puedo morir de aburrimiento con El Lazarillo de Tormes y encandilarme de gusto con La Regenta, es un suponer (real).
Y es un suponer porque yo también hablo o me expreso mal; el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, pero sin embargo considero que tengo buena capacidad para distinguir la literatura (como arte) de lo que no lo es, incluso aunque me guste (por ser entretenidísimo) o no me guste (por ser perfecto pero un ladrillo). Escribir bien nada tiene que ver con tener arte. Y no sé por qué ahora mismo mismísimo de repente me ha venido a la mente la imagen de Lola Flores. En sus mejores momentos, claro: con sus frases ingeniosas y su inteligencia y sabiduría cuasi-analfabeta: pues que sirva de ejemplo, aunque no sea literario (lo sería si hubiera escrito alguna que otra frase) de todo el rollo que os acabo de meter.

Y ahora, por otra parte, las desventajas de publicar los comentarios una vez aprobados: que escribimos a tontas y a locas, como ves. Si fueran por orden, los míos seguirían siendo a tontas y a locas (por mi tendencia ya conocida por casi todos a la precipitación) pero los de los demás puede que no.

¡Besitos!

Omaha Beach Boy dijo...

Fauve, no es eso, me fío más de las personas sin formación, que tienen una sencillez especial a la hora de expresarse, que de personas, que como tú bien has dicho refiriéndonos de nuevo al personaje de la anécdota, dándoselas de leídas cometen unos errores garrafales (sin ellas mismas saberlo)

Mira, leer tiene que valer de algo. No sólo es para divertirse, aunque sí en el fondo. Pero tiene que valer... Personas que dicen que leen no me pueden preguntar si "ha habido" se escribe con hache o sin hache. Así de dura es la realidad.

Yo sí creo que esta persona, a la que conozco, lee libros de pésima calidad, (que es mi opinión frente a la suya, pero hija mía, valoro más mi opinión que la suya en este sentido, qué le vamos a hacer). ¿Cómo llamaríamos a las novelas con personajes manidos, con historias que dentro de un siglo -incluso antes- habrán dejado de leerse porque habrá pasado la moda de ese tipo de escritorcillos?

¿Qué es la calidad literaria? Yo no lo sé, o a lo mejor no quiero decirlo en público. Sé lo que me gusta, lo que me llega, lo que me dice algo. Eso para mí tiene calidad literaria. Lo haya escrito quien lo haya escrito, ya sea famoso, desconocido, o quien sea...

Para llegar a eso, no dejo de reconocer que me he valido de mi propia formación, que no tiene que ser ni mejor ni peor que la de cualquiera que haya tenido otra formación o -incluso- se haya formado a sí mismo.
También de la sensibilidad, que se va gestando a veces pareja a la formación, y a veces por sí misma.
No todas las personas tienen sensibilidad... me encuentro diariamente con personas que carecen de esa sensibilidad, y no lo saben... Personas que se mofan de la poesía y que no muestran el menor interés por ella, por ejemplo, los veo a diario.


Esa formación, que como toda formación genera la libertad de decir y opinar, me hace ver que, como tú misma has dicho, muchos así considerados clásicos son en realidad peñazos absolutos. ¡Qué mal queda uno, ¿verdad?, cuando dice que tal o cual obra del Siglo de Oro es una absoluta mierda! Normalmente los que no tienen formación son incapaces de decir en público estas cosas, pero deberíamos tener la libertad de decirlo los que nos hemos movido en estos terrenos y tenemos al menos un titulillo en la pared, que a lo mejor muchos lo han conseguido copieteando en los exámenes y tal y cual...

Claro que pretendía engañar con lo del "contra"... :DDDD De eso se trataba, de poner una pista falsa para llegar a otro tipo de crimen ;D Es exactamente lo mismo que ocurre cuando te venden como novela histórica una novela que está llena de errores históricos... ;DDD


Mira, el fondo de la cuestión es que siento una profunda lástima por los que leen como borregos lo que se hace famoso por una u otra causa. Lectores adocenados que consumen literatura lo mismo que los viajeros que dicen que aman viajar pero que viajan para después enseñar el álbum de fotos en sus reuniones sociales. Son lectores a los que les da igual todo, lo único que pretenden es no quedarse atrás en las charlas y en las conversaciones... (Pochola, ¿No has leído al último novelista de moda? Uyyy yo no hijo de mi alma, qué corte... Pues léelo, te va a gustar

Fíjate la tropelía que voy a decir... es mejor leer poco, bien, y disfrutando lo que se lee, que mucho, mal y creyendo que se está disfrutando.

Pero... ¿Es bueno leer cualquier cosa? Pues claro que sí, de todo puedes aprender. Aunque me da en la nariz que el personaje de mi anécdota no ha aprendido muchas cosas... entre otras cosas porque jamás se puede erigir alguien en juez sobre algo sin haber tenido esa formación. Volvemos a la formación.

De acuerdo totalmente en que escribir bien no tiene nada que ver con el arte. Ahí tienes a los académicos, muchos de ellos NO son artistas :DDDDD y son académicos y saben escribir de p.m.


Por cierto, y es pregunta retórica, ¿cómo algo que se considera perfecto puede ser un ladrillo? Conste que yo sé lo que quieres decir, y me imagino con toda la mala idea del mundo por mi parte al Ulises de Joyce... ;DDDD, una obra que me parece sencillamente un mayúsculo error literario. (Uyyy lo que digoooooo :DDDD)


Conste que yo también me pongo entre los que no saben demasiado de muchas cosas... no vayáis a creer. Pero hasta incluso en la ignorancia hay castas... gente que ignora menos que otras ;P


Y en cuanto a la moderación de comentarios, Fauve, no hay vuelta de hoja con esto, ya lo dije una vez. No me quiero arriesgar a que haya algún troll de los que no tienen cabida en sitios como éste.

Consuélate con el hecho de que en la mayor parte de las veces yo también me estoy moderando a mí mismo. En el fondo es una forma de aplicar el mismo rasero :D
No, ya en serio, me modero para darme una oportunidad también a mí mismo a reflexionar lo que estoy escribiendo, que es muy sano y muy contrapoético.

Me voy con mis madelman...
por cierto, ¿serán arte los dioramas madelman? Pues yo pienso que "ji".... ;D :P.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Uf, qué largo! (pero qué interesante; me quejo sólo porque quiero replicar a todo pero no daría abasto, no soy capaz de concentrarme tanto...) Así que diré sólo algunas de las cositas y dejo las otras para los demás (que últimamente me estoy volviendo muy acaparadora):
- la primera de todas: ¿¿¿¿Cómo que el Ulises es un ladrillo??? TE MATOOOO, lo que me gustó a mí, madre mía, y hablo en pasado porque ya hace mucho que lo leí por última vez, claro que hablo de MI Ulises, lo leía cada vez seguido y disfrutando a tope, entendiéndolo a mi manera, pasando de las interpretaciones de los técnicos y tal, aunque hace poco, leyendo a Herman Broch y su fabuloso "La muerte de Virgilio", me acordé mucho de él y no pude evitar una de las frases que sabía de memoria pero he olvidado, y decía algo así como "Inevitable modalidad de lo audible, inexorable modalidad de lo visible" (intercambiables las tres palabras de cada una de las dos frases para conseguir la correcta; mi mente en estos momentos no da para más.
Bueno, después de esta defensa del Ulises, tan denostado por algunos (cosa que debo admitir según mi razonamiento pero me repugna según mis entrañas, contracicciones que tiene una) diré también que quizás en vez de formación deberíamos utilizar otra palabra, porque como muy bien señalas no nos referimos (al menos yo y sé que tú tampoco) a la formación reglada.
Y el hecho de que no te fíes de tipos así: mira, yo tampoco; pero no me fío para mi gusto, es decir: puede que otra persona con su gusto tenga a bien el consejo y le sea de utilidad y el libro recomendado le encante. Y si tiene derecho o no a juzgar, al fin y al cabo nosotros también estamos haciendo eso con él aquí, que él al fin y al cabo juzga un libro pero nosotros a una persona o tipo de personas, no sé qué es peor... (sí que lo sé pero no quiero pensarlo).
Además, dice que el libro es buenísimo, no que sea alta literatura ni de calidad; ¿por qué no va a ser el libro buenísimo? ¿porque no sea literatura? ¿No hay millones de libros que se leen como si se estuviera viendo una película? (eso me lo enseñó un amigo americano cuando no pude con La hoguera de las vanidades, y a partir de ahí me lo leí enterito y me gustó bastante; ahora que de literatura no tiene nada de nada, claro).
Así que como conclusión dejo la idea de que quizás en vez de plantearnos tipos de personas, gustos, formación, literatura buena o mala, gustos, etc, deberíamos pensar qué significa que un libro sea bueno.
Ay, la de cosas que dejo en el tintero, qué pena; os salváis porque me estalla la cabeza...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ah, que yo también odio los best sellers, pero no creo que sea ninguna virtud (como creía antes) sino nada más que un prejuicio que nos causa una esclavitud bien tonta; eso lo descubrí por ejemplo con el Doctor Pasavento de Enrique Vila-Matas; por suerte lo leí antes de que fuera superventas y de obtener tantos premios pero si no, no habría leído al escritor. Y aparte de gustarme tanto todo lo suyo, no veas la de puertas que te abre -el que le haya leído las conocerá-.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Aich, otra cosita, que con mi tendencia a la precipitación no me refería a la hora de leer, sino a la hora de escribir comentarios, como es obvio y patente.

FERMÍN GÁMEZ dijo...

El Ulises, Fauve, aunque te guste a ti, es un tostón, un ladrillo, un peñazo, un montón de carnaza para los que gustan en literatura de las interpretaciones pero no de la buena literatura. No te digo nada de lo que me parecen las peregrinaciones al mundo de Joyce.
Te hablo del Ulises como de Rayuela, de Cortázar, mi escritor favorito salvo en esa novela plasta igualmente tan cacareada por la crítica facilona. Sin embargo los cuentos de Cortázar y el resto de la obra de Joyce... qué bueno.

¿Por qué no se puede juzgar a las personas como la de mi anécdota? Faltaría más. Te voy a contar por qué sí creo que se debe juzgar a alguien así... Porque no me preguntó para nada, en ningún momento, por qué me parecía horrendo su novelista y no me dejaba opción en la charla a preguntarle por qué ella creía que era bueno. Es decir, la conversación se reducía a un mero cruce de sentencias en uno u otro sentido respecto de la calidad o no del novelista.

De hecho, cuando he llegado a hablar con esta persona, no puedo hablar como estamos hablando tú y yo ahora, exponiendo nuestros puntos de vista. Sólo se limita a eso, a calificar de buenos sus autores preferidos, no puede explicarme la razón de que lo sean, y lo peor, no se atreve a escuchar mi punto de vista. Y eso, Fauve, sí es juzgable, más aún, condenable. No hay comunicación y la falta de comunicación siempre hace daño.

Porque es lo que he ido diciendo en todo este tema: hay gente que cree que tiene opinión, pero no es una opinión formada, es la opinión creada en los laboratorios de la moda, posiblemente la misma que tienen sus amigos y allegados. La opinión que le vale a ella para dar a entender que es una apasionada de los libros.

Esa persona, y desviándonos un poco de la cuestión y como anécdota complementaria, nunca se ha molestado en decirme alguna vez... ¿me prestas alguno de tus libros de poesía? Quiero leerte... ¿Ves lo que quiero decir desde el primer momento? Me imagino que si Fermín Gámez, en vez de ser el que es ahora, fuera un premio importante de la actualidad y un poeta conocidísimo del panorama literario español, aclamado y vitoreado a bombo y platillo, la cosa cambiaría. O quizás no, no sé. Uno está ya muy desengañado de todo este mundillo para no ver con claridad lo que pasa en el fondo. Sin embargo, tengo otros amigos, muy lejanos en la distancia, pero cercanos en el corazón, que sí que se han interesado por lo que hago. Amigos que no olvido, que, repito, no olvido.

Así que, claro que la juzgo, por supuesto que voy a seguir juzgándola, pero no por rabia o por inquina, sino porque representa todo lo que más detesto en las personas, el afán de aparentar lo que no se es: ser "profeta de lo que no se tiene" ¿Ves? ¿Te he desentrañado la entrada de los días de guardar?

Fauve, la petite sauvage dijo...

Querido Om:

El Ulises me gusta entre otras cosas porque no me dedico a desentrañar nada consciente y voluntariamente, como en ningún libro. De hecho si hasta ahora ninguno de los expertos ha llegado a ponerse de acuerdo... Además entonces no se podría leer ni EL Quijote, vamos. Ese mismo rasero podría aplicarlo a todos los que te puedan gustar a ti :P

Con lo de la propia opinión -u opinión propia- estoy de acuerdo, sí, pero no sólo en la literatura sino en cualquier campo, incluso los que nos vanagloriamos de no seguir la moda la seguimos sin siquiera darnos cuenta porque se nos va metiendo en la cabeza por los ojos y haciendo costumbre sin ser conscientes de ello (por ejemplo, con la ropa; te crees que vistes lo que te da la gana pero miras fotos de cada año y notas las diferencias en los cortes; los papeles pintados de florecitas de los sesenta eran preciosos por entonces... Hasta el gusto para el mobiliario de cocina y de baño (y de todo) nos cambia sin darnos cuenta.
No, a mí tampoco me gustan las listas de los best Sellers, pero no deja de ser una lista como si al lado te ponen una lista de los clásicos; es decir: piensa en los discos. Tienes las novedades y los anteriores, pop rock o lo que sea, además de la música clásica o la ópera o el jazz. Cada uno mira lo que quiera. No todo es malo en los más vendidos (aunque sí la mayoría) ni tampoco es tan malo seguir la evolución del mercado (aunque a mí me horrorice). Tampoco veo las series de la tele, que me suelen espantar, y la mayoría de la gente sí. Y es que a la mayoría también le gusta el cotilleo de la tele. Ya lo dijo el otro: "Hay gente pa'tó."-


Tampoco creo que haya que aislarse como un Robinson Crusoe para formar la opinión propia. El caso es buscar el justo medio, ¡qué difícil! Quizás haya que tener una cierta dosis de personalidad para ser consecuente y otra (dosis) de criterio diferenciador para poder formarla, yo qué sé.

Respecto a que lo que se lee sea bueno... En fin, yo disfruto mucho también con Mortadelo y Filemón... Y, no se lo digan a nadie, en el baño y desde niña leo cuanto bote haya que contenga letras.

Y no por ello considero que no lea buenos libros; más bien creo que tú, Om, tiendes a crearte una esclavitud con el prejuicio de lo bueno y lo malo, literariamente hablando, y así juzgas las opiniones de la gente, literariamente hablando también, que caen presas de la moda.Lógico, porque es bien triste ser una fashion-victim de las de verdad y encima vanagloriarse; es como anunciar que uno es tonto... pero a mí me da más pena aún la gente que tiene wii, la última novedad en móviles, pantallas ultraplanas, todo tipo de tecnología "porque hay que tenerla" y no se le ocurre comprar un libro, o si lo compra es para adornar. Y eso que, aunque me considero no consumista, tengo alguna cosilla y de los libros me gusta hasta poseerlos.

Y luego, en cuanto a géneros, yo tengo suerte de que estén tan de moda las "novelas históricas" (con minúsculas y entrecomilladas) porque no me gustan ni me atraen, ni aunque hubiera alguna buena: exceptuando alguna perla ya pasada de moda pero que lo estuvo, como las de Humberto Ecco o alguno más que ahora no recuerdo. ¿La excepción que confirma la regla?


Y, por último, lo del prejuicio con la poesía es un asunto espinoso para mí; bueno, espinoso no, más bien terreno resbaladizo, ya que yo soy la primera que me he autodescubierto muy recientemente en ese aspecto: antes consideraba que no me gustaba en absoluto ni me atraía (a mí, no que no tuviese valor, claro), exceptuando algunos poetas clásicos que sí que me "daban" algo y me hacían sentir, pero ahora me pasa tan a menudo que he decidido decir que sí que me gusta la poesía para autodefinirme, es algo muy fácil de leer (el hecho) pero muy difícil de reconocer (el gusto contrario al que has creído tener toda la vida).
Por cierto, ¿qué hay de tus libros? Me podías informar y de paso que se enterara alguno más... ;-) (Si tienes algún enlace en la web te pido disculpas ya que de ser así yo no lo he visto).

También he descubierto muy recientemente que resulta que me gusta muchísimo mi tan ociada Sci-Fi, ¡lo que me faltaba! ¡espero no caer en ningunan crisis de identidad!

(Claro que sigo con lo del verso final, pero tanto como desentrañar no es la cuestión, sino lo mucho que me está dando que tirar del hilo el versito; pero no pienso poner ni una letra de mi desbarre mental para no monopolizarte todos los comentarios contra mi voluntad, ¡esto no puede ser! ¡Que no huelo mal! (porque parezco una apestada, es escribir yo y todos se largan...) :-(

Fauve, la petite sauvage dijo...

(¿Inevitable modalidad de lo visible, inexorable movilidad de lo audible?)

Omaha Beach Boy dijo...

Como siempre es un placer leerte, Fauve. Y mucho más en el último comentario.

Te contesto: no sigo la moda ni siquiera en la ropa. Una cosa es seguir la moda y otra comprar lo que hay. No hay alternativa. No me puedo comprar un traje de los años veinte ahora... Es lo que hay, no lo que sigo. Tampoco compro la música de moda. De hecho compro muy pocos discos actuales y precisamente no son los que están en primer plano en las ventas... y no por repulsa a los que estén en primer plano.

Fauve, no hay que aislarse para formar opinión propia, ya hay suficientes personas que se aíslan sin saberlo adoptando la opinión de los demás.

Mortadelo y Filemón son geniales. ¿Cuándo los pondrán al mismo nivel que la Generación del 27, por ejemplo?

Disiento plenamente en eso que me achacas de que estoy esclavizado por el prejuicio de lo bueno y lo malo. Si tienes esa impresión, estás equivocada. Me siento plenamente libre y a gusto. Batallar contra la falta de libertad, por poner un ejemplo, no es otra falta de libertad en sí misma. Lo que tú consideras un prejuicio, para mí es la solución, la salida.

De mis libros, en la barra lateral aparecen las portadas de los que he publicado hasta la fecha. Ya te mandaré un correo hablándote.

Dr.Krapp dijo...

Señores,pecando de nieztschiano debo decir: Dios ha muerto.

¿Y qué significa la muerte de Dios? La muerte de Dios significa que ya no tenemos una autoridad como referencia que nos indique el camino de la vida.
¿Qué significa no tener una autoridad?
Significa que cada uno puede partir de donde quiera para llegar a donde le de la gana, incluso o sobre todo en la cultura.
Con Dios la cultura era algo preciso, continuo, lógico y con sentido. Sin Dios descubrimos la fragmentación del mundo: en un mismo texto pueden convivir epopeya, lírica, autoconfesión, doctrina. Eso es la literatura moderna, eso es el Ulises, eso es Rayuela, eso es el jazz donde una partitura de 8 minutos puede multiplicarse hasta convertirse en una improvisación de una hora.
Así es nuestra literatura, nuestro arte y nuestro propio pensamiento tras la teoría de la relatividad o el principio de incertidumbre. Ya no nos dan certezas, nos dice que la vida es un montón de fragmentos inconexos, de visiones distintas, enmarañadas y absurdas.
Cuando Orson Welles se atrevió a crear un personaje, Charles Foster Kane, que sólo era visto por la gente que estaba a su alrededor y no por un narrador o cuando Kurosawa ensayó la visión de cinco refugiados de la lluvia afectados por el mismo acontecimiento, nos estaban ofreciendo solo una variante de esta forma de pensar.
Yo por mi parte considero que los seres humanos a medida que maduran y envejecen, acaban entendiendo que la verdad está en no comprender si no en aceptar la extrema complejidad de la vida irreductible a unos pocos matices

Fauve, la petite sauvage dijo...

Por esta vez y sin que sirva de precedente he preferido morderme la lengua, o los dedos, y callar, o no escribir, para que entrasen otros; por esta vez también y sin que sirva de precedente tampoco me ha gustado muchísimo la entrada del Dr. Krapp, con la que estoy completamente de acuerdo.
Por esta vez y sin que sirva de precedente, voy a seguir callando y no hacer ni siquiera matizaciones.
Saludos y besos según correspondan,
fauve.

Candela dijo...

Es muy de Cadiz, si.

Fauve, la petite sauvage dijo...

¿El "contra" así usado? Pues será, aquí no se dice, pero sí que lo usa la gente muy joven, supongo que en algún programa de la tele lo dirán...
Se dicen otras cosas igual de malas, pero no esa.

23 DE NOVIEMBRE DE 2008



    CORTEZAS


    ********************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************


    Adopta lo efímero para que lo demás no sea perecedero.
Resquebrájate
para que lo demás no sufra hendidura.
Súmete en un leve sueño
para que la vida sea
así de constante.


(Fermín Gámez)

25 de febrero de 2013

CONTRAPOETICAM PARA VUESTRO PROVECHO


Os dejo con una serie de frases mías para que las penséis o miréis las musarañas de vuestra habitación si tal cosa os complace más:

  • ¿Quién es tan tonto que defienda un ripio?.

  • ¿Le tienes miedo a la verdad?.

  • Poetastros, unidos, jamás serán vencidos.

  • Sabios aquellos que opinan que la poesía es sentimiento... (Y un cuerno)
  • Comentaos los unos a los otros, hasta el final de los Tiempos.
  • La poesía y la mala poesía son hermanas gemelas.

(Si crees que esto que escribo es mera provocación, es que vives engañándote)
(Si crees que esto es un blog de autoayuda, ¿qué esperas para autoayudarte?)

9 de abril de 2012

SIGO CON MIS SUGERENCIAS

**************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************
En mis propuestas para el día de hoy, os sugiero los títulos de una serie de entradas antiguas que no tuvieron hasta la fecha ni un comentario. Son todos artículos míos publicados en la prensa hace bastante tiempo. Esta vez no os digo de qué van, aunque uno de ellos ya se ve que va a tratar de Emilio Prados. Demasiado obvio el título del artículo.


¡¡¡BOICOTEEMOS EL FÚTBOL!!!

8 de julio de 2012

¡¡¡BOICOT AL FÚTBOL!!! (V)



Las noticias del fútbol ocupan muchísimo espacio y tiempo en los medios de comunicación. Las noticias sobre educación e investigación, poquísimo espacio, poquísimo tiempo, y cada vez menos espacio y tiempo en el futuro gracias a los recortes que los gobiernos aplican -por ignorancia supina- donde no hay que aplicar. El fútbol, sin embargo, sigue sin recortes; intactos, indemnes los señores futbolistas que no suponen nada para el bien de la Humanidad. ¡¡¡Boicot al fútbol!!!

7 de julio de 2012

¡¡¡BOICOT AL FÚTBOL!!! (IV)

Si el pueblo romano hubiese dado la espalda a los juegos circenses, habría habido en la historia más y mejores oportunidades de que ominosos emperadores hubiesen sido derrocados. ¡Boicot al fútbol!

5 de julio de 2012

¡¡¡BOICOT AL FÚTBOL!!! (III)


El poder promueve el fútbol, incluso las personas que tienen el poder lo vitorean con la misma pasión que la del hincha de la calle, o por lo menos con la misma pasión simulada. ¡Qué sintomático! Está claro que el fútbol interesa sobremanera al poder, porque el fútbol sirve al poder. ¿Por qué interesará tanto al poder el fútbol? ¿Pueden responder a esta pregunta los sojuzgados por el poder y a la vez por el fútbol?

¡¡¡BOICOT AL FÚTBOL!!! (II)


¡¡¡Exijamos para los futbolistas los sueldos de los mileuristas que están siendo víctimas de los recortes injustos!!! Me preguntarán ustedes... ¿pero cómo se puede exigir eso? Sencillo, no yendo al fútbol ni viendo el fútbol por televisión. ¡¡¡Boicot al fútbol!!!

¡¡¡BOICOT AL FÚTBOL!!! (I)



Para los futbolistas, las primas... y para los "primos" que los encumbran y los vitorean por sus pretendidas "hazañas"... nada, nada y nada de nada, salvo las primas de riesgo. ¡Serán primos los primos!

27 DE MARZO DE 2012



    TENEMOS PARA RATO


**************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************
En mis repasos sobre lo que he dado a conocer de mi creación en el blog, que ya sabéis viene siendo mi costumbre de un tiempo a esta parte lo de revisar y recuperar, toco hoy no un tema únicamente, sino una recopilación de entradas -antiguas ya- que consisten en artículos míos que ya se publicaron en la prensa mucho antes de que tuviera este rincón en internet. Os recomiendo que los leáis y opinéis. Os doy unas indicaciones o pistas generales sobre la temática de cada uno de los artículos, cuando el título no lo explicita lo suficiente, para que leáis el de vuestra preferencia. Si leéis más de uno, tanto mejor.
Hablo sobre los libros en La gran evasión. Me sitúo contra el poder, en A los que mandan. Arremeto contra los honores inmerecidos en Los papeles del mono. Reflexiono sobre el valor de la inteligencia y su relativa acogida en la sociedad en Will Hunting. Me burlo de los seres engreídos por causa de su escalafón profesional en Rangos. Sobre la consabida fidelidad de los animales que nos acompañan, escribí Hasta su vuelta. Esbozo unos apuntes sobre la vida de los opositores en We all live in a yellow... Trato de pintar un retrato de la gente callejera en De paso por el laberinto. Y, por fin, en Muerte de un hombre, apenas si menciono el nombre del escritor famoso que falleció y originó el artículo.Un post con el que tenemos para rato. Un post con nueve posts.

CONTRAPOETICAM ESTADÍSTICAMENTE HABLANDO

    Entradas y Comentarios


TINIEBLAS
*********************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************
Ya está oscuro...
puedes pasar.

Pero antes de decir nada
o de comentar nada,
es mejor que pinches
en el ojo que te observa.

Image Hosted by ImageShack.us

ÚLTIMAS CONTRAENTRADAS

    Ocultar/Mostrar


    Acude como huésped a mi blog de Drácula, donde podrás ver mi diorama, hecho fundamentalmente con cartón...Haz click en las letras en llamas para internarte en mi Transilvania particular.Dracula de Omaha Beach Boy
    No entres en mi blog de Drácula si te asustan las sombras... Dracula de Omaha Beach Boy

"Los círculos literarios se han estado cargando la poesía desde el principio de los tiempos. Un círculo literario no es más que una agrupación de gente mediocre que sólo cree que se engrandece con la asociación con otros mediocres."

(Fermín Gámez)

"Mucho más importante que la poesía es la honestidad con uno mismo. Hay muchos que han llegado donde están a través de la adulación a otros y de usar ardides que no son dignos de mencionar en un blog como éste.

El resultado de no ser honesto con uno mismo no es una obra poética digna. Publicar como resultado de la adulación a otros no puede ser nunca fruto del arte, sino de la artimaña.

Y al final, la adulación desaparece. Y la obra del memo que creyó en la adulación como camino para llegar a la cumbre, desaparece en el merecido limo del olvido."

(Fermín Gámez)


    LO QUE EL PERRO LE DIJO AL POETA Y LO QUE EL POETA LE DIJO AL PERRO

ACABABA DE EMPEZAR UN BLOG...

"Acababa de empezar un blog. Pero no pudo escribir ni una sola línea. Así que dejó la primera entrada en blanco y no siguió con el blog. ¡Albricias! ¡Entendió, pues, que con ello había aportado más a la comunidad que con infinidad de entradas chorras! A las personas que comprenden el infinito valor del silencio habría que erigirles un monumento."

(Fermín Gámez)
Para realizar un comentario, entra en este enlace.

ENIGMA CANINO

Enigma canino es un texto escrito por Fermín Gámez. ********
Nunca sabremos por qué
está el perro ahí.
********
Justo en el medio,
entre una colilla y una hoja caída.
********
Ni siquiera mira
a quien lo fotografía.
********
Propietario silencioso
de su huequecito en la acera.
********
(Fermín Gámez)

¿TOMAN USTEDES PRECAUCIONES A LA HORA DE ESCRIBIR?


      Yo sí. Sobre todo procuro -antes que nada- que el lápiz tenga la suficiente fuerza para transmitir algo al papel. Los lápices demasiado flácidos no lo consiguen. Mucho se ha escrito por los psicólogos respecto de la impotencia de los lapiceros. De hecho, son los lápices demasiado blandos los máximos exponentes de lo que se elabora y cuece en los círculos literarios. Si el papel se encuentra en época de ovulación, es necesario usar un buen
    guante-preservativo, para que la poesía no se quede preñada en un mal momento. Abogo por una reflexiva planificación poética.


HAZ CLICK AQUÍ SI DESEAS REALIZAR ALGÚN COMENTARIO. diferentes maneras de ver lo contrapoético.

NUBE BORRASCOSA DE TAGS

BÁRTULOS NECESARIOS PARA LEER HISTORIAS DE FANTASMAS


      Si habéis leído alguna vez un cuento de fantasmas a la luz de un flexo, a la luz de la lámpara del salón o en el entorno de una luz fluorescente, no sabéis lo que os perdéis. Estáis contraviniendo todas las virtudes del género con una asepsia propia de nuestros tiempos pero contraria a la materia -o mejor dicho, al ectoplasma- que nos ocupa. Cuando yo quiero leer a M. R. James o a Edith Wharton o a Henry James, me voy al sótano (algo raro porque vivo en una comunidad de vecinos, en un piso como otro cualquiera) Pero me voy al sótano, quiero decir. Me llevo mi velita y mi calavera, las mismas que veis en la foto, porque la foto la he realizado yo con todos esos objetos que son míos -como siempre sucede en mi blog- y por supuesto mis viejos libros de fantasmas, libros agotados por el paso de los años, libros envejecidos como el aliento tenebroso de los muertos. Tengo que rodearme de oscuridad y sólo disponer de la suficiente luz, parpadeante luz de la vela, para adentrarme por los recovecos de la historia. Sólo así vienen los fantasmas que quiero. Los fantasmas que logran decirme algo. Yo les ofrezco algo de mi pavor, y ellos a cambio me revelan pequeños retazos de la eternidad.

16 de marzo de 2012

¿VAS A DESAPROVECHAR LA OCASIÓN DE NO TENER UN BLOG?


**************************************************************************************************************************************************************************************************************************************************
    ¿Vas a desaprovechar la ocasión de NO tener un blog? Porque es una ocasión única de verdad en nuestro mundo. Una oportunidad que no se puede dejar pasar así como así. Casi hay tantos blogs ya como gente que respira. Es de lo más común. Hasta vulgar, como conducir un coche o tomarse un café. No es "in" tener un blog, ni chachi, ni mola. No te otorga la más mínima "categoría". No se puede uno dar ya pote de tenerlo. Hoy lo difícil es no llevar un blog. Lo difícil es desembarazarse del absurdo de tener un blog. No creo que me equivoque si digo que el arte está más cerca de no tener un blog que de tenerlo. Carecer de blog lo aleja a uno de la mediocridad más absoluta. En cambio, tener un blog hoy día es como no haberse caído del guindo todavía. Y el caso es que aún estás a tiempo. Puedes dejar de escribir en él, cerrarlo, incluso borrarlo y de ese modo habrás creado tu mayor obra de arte, la hazaña que de verdad te distinguirá de la masa. ¿Qué? ¿No te resulta tentador salirte de la tangente, desobedecer los dictados de las modas? ¿No es mejor una única victoria del silencio que millones de escaramuzas del ruido?


    (Fermín Gámez)



14 de octubre de 2011

LAS TELENOVELAS Y LA "POESÍA"

¿Han visto ustedes alguna vez una telenovela hispanoamericana? (Pregunta retórica, que conste) Es algo que excede mi capacidad de aguante, y esto no tiene nada de retórico. No las soporto en ningún sentido. De todos modos, el otro día, viendo por casualidad o por desgracia la cabecera de una de ellas, me pareció darme de bruces con la misma estética de los malos blogs de poesía que emponzoñan de mal gusto internet. ¡Era el mismo estilo!. ¡Las mismas supuestas concepciones del amor!. Desde el insoportable color rosa a los sentimientos que se supone que estos culebrones quieren desarrollar y exponer. Patético. Más que patético.

HAZ CLICK AQUÍ SI DESEAS REALIZAR ALGÚN COMENTARIO. diferentes maneras de ver lo contrapoético.

LA PATALETA DE MI AMIGA

26 de agosto de 2011

LA PATALETA DE MI AMIGA

Una vez, hace mucho tiempo, tuve una amiga. En la época de mi bachillerato. Era una buena amiga, o al menos así lo creía yo. En nuestras conversaciones me comentó que escribía poesía. Me interesé por sus escritos. Dada la personalidad de mi amiga y su madurez en muchos aspectos de la vida -de hecho era unos años mayor que yo- me imaginé que me encontraría con creaciones de algún modo dignas de tener en cuenta. No fue así. Me decepcionó lo que leí de ella. Y mi error fue decírselo, aunque fuera a su requerimiento. Con todo tacto le hice un comentario en el sentido de que lo que estaba escribiendo respondía más a tópicos, con frases trilladas, que a un buen poema. Y añadí que podía mejorar mucho si se empeñaba en ello. Mi intención fue en todo momento ayudarle, porque creo que ella lo merecía. Al principio no pareció afectarle. De hecho, incluso me dio la sensación de que encajó la crítica de buen grado. Pero días más tarde, llegó mi amiga a mi casa con su madre. Su madre me pedía explicaciones acerca de lo que yo le había dicho a su hija para ponerla como la puse. Sí, tal como lo estoy escribiendo sucedió. Ya lo de la madre se me antojaba muy fuerte. Así que fui intentando deshacer como pude -sin tener ninguna necesidad de ello- lo que aquellas dos consideraban una especie de agravio. Lo sentí mucho por ella. Porque era una persona llena de capacidad para escribir, no específicamente en el terreno de los sentimientos, que como digo responden siempre a otra cosa que no es en realidad poesía, sino en el de las palabras y en su uso. Tenía muchas posibilidades de decir algo llegado el caso. Hace años que no sé de ella, es obvio. Seguramente hoy tendrá un blog con un pseudónimo y publicará cosas ahí. Cosas como las que me dio a leer. Internet, ya lo he dicho antes, permite este tipo de cosas.
Aquel episodio me hizo comprender, ya desde mis tiempos de bachillerato, que con pataletas nunca se suele escribir nada bueno en literatura. Y que las pataletas son eso, simples pataletas. Propias de los pequeños, de los que no tienen madurez. Si no se dejan atrás ese tipo de arrebatos provocados por el orgullo y la autoestima mal entendidos, no se puede llegar al estado de reflexión que todo intento de escribir poesía exige.
Desde entonces no he vuelto a decirle a nadie, con nombre y apellidos, nada acerca de su obra, si tal obra me parecía poco interesante o pobre. Lo he hecho generalizando. Quizá porque así nadie se da por aludido en especial y porque dichos sujetos de tal manera pueden extraer enseñanzas de una mala crítica que no se dirige o focaliza sobre un individuo en concreto.
Los que sufren pataletas, en el fondo, se señalan a sí mismos. Se ridiculizan a sí mismos. Ellos mismos se ponen en evidencia y se definen claramente con sus exabruptos. ¿No creen ustedes que las pataletas y los berrinches son más propios de la ignorancia que de eso que se suele llamar el sentido común? Yo creo que sí.



HAZ CLICK AQUÍ SI DESEAS REALIZAR ALGÚN COMENTARIO. diferentes maneras de ver lo contrapoético.

ENLACE